Cómo funcionan los pañales ecológicos de tela Hamac

Si nunca has utilizado pañales de tela y estás un poco perdido/a en este tema, no te preocupes. En Bubybu te explicamos sus ventajas, cómo funcionan y te ayudamos a elegir entre los diferentes modelos de pañales y accesorios que tenemos a la venta.

Ventajas de los pañales de tela

Si partimos de la idea de que un bebé necesita 5000 pañales aproximadamente desde que nace hasta que aprende a hacer pipí solito/a (sí, has leído bien, 5000u.), imagina qué gasto y qué de basura supone. ¡Nada más y nada menos que 1 tonelada cada bebé!

Si a ti también te parece una barbaridad y quieres buscar una alternativa, los pañales de tela son la mejor opción, porque son:

Ecológicos

Cuidarás del planeta ayudando a reducir desperdicios. Es todo lavable y reutilizable, excepto un pequeño velo desechable que tirarás a la basura. Incluso teniendo en cuenta el agua, energía y detergente necesarios, son una opción mucho más respetuosa con el medio ambiente.

Económicos

Desde que el bebé nazca hasta que aprenda a hacer pipí necesitarás 15 pañales de tela en lugar de 5000 pañales desechables, lo que supone un gasto de 29€/mes de media respecto a 50€/mes.

Sanos para la piel

Protegen y cuidan la delicada piel del bebé, ya que no contienen sustancias tóxicas nocivas para la salud ni disruptores endocrinos (EDC), a diferencia de muchos pañales desechables.

¿Cómo funcionan los pañales de tela Hamac?

Te explicamos en unos breves pasos cómo utilizar los pañales de tela, aunque es muy fácil:

1. Elige un tipo de pañal:

   a) Pañal clásico (pañal todo en uno)

   b) Pañal T.MAC (pañal separable)

2. Coloca el absorbente en el interior del pañal. Podrás elegir entre:

   a) Absorbentes lavables

       – Absorbente algodón bio

       – Absorbente microfibra noche

   b) Absorbentes desechables

3. Coloca un velo encima del absorbente

4. ¡Ya está listo para ponérselo al bebé!

Una vez utilizado:

  • Retira el velo con el pipí y/o la caca y tíralo directamente a la basura
  • El pañal y el absorbente podrás lavarlos juntos en la lavadora con el resto de la colada. En caso de utilizar absorbentes desechables estos irán directamente a la basura

¿Qué tipo de pañal elegir?

Podrás escoger entre dos modelos diferentes de pañal:

Pañal clásico

Es un pañal todo en uno, similar a un pañal convencional desechable. Está compuesto por el cobertor (parte exterior muy suave de microfibra) y una parte interior impermeable (hamaca). Solamente tendrás que añadir el absorbente en el interior del pañal (hamaca) y colocar un velo encima para evitar que se ensucie directamente el absorbente. Una vez cambies el pañal al bebé el velo irá directamente a la basura y el resto del pañal a la lavadora.

Pañal T.MAC

Es un pañal separable, más higiénico y ecológico. Al igual que el pañal clásico, está compuesto por un cobertor de microfibra suave (parte exterior del pañal), pero la diferencia es que la bolsa impermeable en la que se coloca el absorbente (hamaca) es extraíble. Es decir, podrás separar la hamaca del cobertor para lavarla cada vez que se ensucie. El funcionamiento es el mismo que el del pañal clásico: añades el absorbente en el interior de la hamaca junto con un velo encima para recoger más fácilmente la suciedad. Una vez usado el pañal, tendrás que tirar el velo directamente a la basura, el resto del pañal podrás lavarlo en la lavadora, pero si el cobertor no se ha manchado podrás volver a utilizarlo inmediatamente junto con otra hamaca limpia. De esta forma ahorrarás tiempo y lavados.

¿Qué accesorios son necesarios para tener un pañal completo?

  1. Absorbentes

Los absorbentes son la parte más importante, porque sin ellos el pañal no tendría sentido. Tienen la función de retener el pipí y la suciedad para que el bebé pueda estar limpito y seco con la máxima comodidad. Podrás elegir entre diferentes tipos de absorbentes dependiendo de la calidad, duración o comodidad que exijas.

  • Si lo que te importa es la calidad y el bienestar de tu peque, la mejor opción será escoger absorbentes de algodón biológico. Están compuestos por fibras naturales certificadas, lo que garantiza que son totalmente cuidadosos con la piel y el culito del bebé. Tienen una gran absorción gracias a su triple capa, manteniendo al bebé limpio y seco por más tiempo. Son también la opción más ecológica, porque son lavables y reutilizables, por lo que podrás utilizarlos todas las veces que quieras. Te recomendamos que tengas varias unidades de absorbentes de recambio, porque después de lavarlos tardan unas 12 horas en secarse al aire libre, aunque puedes introducirlos en la secadora sin problema.
  • Si quieres una larga duración para que tu bebé esté limito y seco por muchas horas, te aconsejamos el absorbente especial para la noche. Su diseño de 4 capas en microfibra garantiza hasta 12 horas de absorción, lo que hace que sea perfecto para utilizarlo por la noche o en horas de siesta. Al igual que los absorbentes de algodón bio, es lavable y reutilizable y podrás utilizarlo en secadora.
  • Si buscas comodidad y rapidez para el día a día, el tipo de absorbentes más apropiados para ti son los absorbentes desechables. Aunque es la opción menos ecológica y recomendada por nosotros, es cierto que ocasiones es la más útil. Especialmente en aquellas ocasiones en las que estamos de viaje, fuera de casa o cuando dejamos a nuestro pequeño o pequeña al cuidado de otra persona. De todas formas, no debes preocuparte y puedes utilizarlos sin problema para tu bebé, porque no contienen geles ni sustancias químicas que puedan causarle daño. Aunque siempre que puedas es preferible que utilices absorbentes lavables y reutilizables, ya que son una alternativa mucho más sana y ecológica.

2. Velos

 

Los velos son una especie de toallitas que se colocan encima del absorbente con el fin que el pipí y la suciedad no entren en contacto con éste y evitar mancharlo. Solamente tendrás que colocar el velo sobre el absorbente, asegurándote de que no sobresalga ninguna esquina. No es necesario que los utilices, puedes hacer uso del pañal únicamente con los absorbentes, pero el velo te permitirá recoger mejor el pipí y/o la caca para tirarlo directamente a la basura y te facilitará el lavado del pañal y el absorbente. Incluso, si el velo solamente se ha mojado de pipí, puedes lavarlo en la lavadora hasta 2 o 3 veces.

3. Hamaca interior (sólo para el pañal T.MAC)

 

Si decides utilizar el pañal separable T.MAC es necesario que compres por separado un pack de dos hamacas. Es una especie de bolsa impermeable que conforma la parte interior del pañal y en la cual se colocan los absorbentes. Es muy fácil y rápida de poner. En los extremos tiene dos pestañitas que se enganchan al cobertor para que puedas ponerla y quitarla siempre que quieras. Tiene gomas en los laterales, lo cual hace que el pañal se adapte perfectamente a las piernitas del bebé, tal y como un pañal desechable normal. El pañal T.MAC y el pañal clásico funcionan totalmente igual, con la única diferencia de que el T.MAC tiene la posibilidad de separar la hamaca (parte interior) para que puedas lavarla junto con el absorbente y de esta forma poder utilizar el cobertor (parte exterior) inmediatamente después del cambio de pañal, aunque si la hamaca no está sucia puedes volver a utilizarla.

4. Bolsa 2 en 1

 

La bolsa es un complemento que te servirá para guardar los pañales y accesorios en un mismo lugar cuando tengas que llevar las cosas de tu bebé. También podrás utilizarla para lavar todos los pañales y absorbentes juntos en la lavadora y evitar que se mezclen con el resto de la colada.

5. Cambiador portátil

 

El cambiador es un accesorio fundamental en el día a día para llevarlo allí donde vayas con tu bebé. Cada vez son más sitios los que cuentan con un baño o cuarto adaptado en el que poder cambiar el pañal a los peques, pero nunca está de más llevarlo en el bolso del cochecito por si no tienes donde cambiar al bebé. Es plegable y ligero para que puedas guardarlo sin problema, y suave y blandito para que el bebé esté siempre cómodo.

¿Cuántos pañales de tela necesita tener un bebé?

Desde que el bebé nace hasta que aprende a hacer pipí sin pañal necesitará 2 o 3 tallas diferentes de pañal, aunque dependerá del tamaño y crecimiento del bebé. Normalmente, se recomienda tener 5 pañales de tela diferentes por cada talla, por lo que seguramente el bebé necesite de 10 a 15 pañales en total. También dependerá del número de veces que tengas que cambiarle de pañal al peque y la frecuencia con la que laves los pañales y absorbentes. Del mismo modo, también influirá el tipo de pañal que utilices: pañal clásico o pañal T.MAC separable.

Al igual que de pañales, necesitarás diferentes tallas de absorbentes lavables, por lo que el bebé tendrá 12 absorbentes aproximadamente por cada talla.

A continuación, te detallamos un ejemplo aproximado por cada tipo de pañal para que puedas hacerte a la idea del número de pañales que necesitará tu bebé si los lavas cada 2 días:

Con el pañal clásico:

– Talla S → 6-7 pañales de tela y 12-14 absorbentes lavables T1

– Talla M → 5-6 pañales de tela y 10-12 absorbentes lavables T2

– Talla L → 4-5 pañales de tela y 10-12 absorbentes lavables T2

Con el pañal separable T.MAC:

– Talla S → 3-4 cobertores, 6-7 hamacas T.MAC, y 12-14 absorbentes lavables T1

– Talla M → 2-3 cobertores, 5-6 hamacas T.MAC y 10-12 absorbentes lavables T2

– Talla L→ 2-3 cobertores, 4-5 hamacas T.MAC, 10-12 absorbentes lavables T2

¿Con qué frecuencia se cambian los pañales de tela?

Los pañales de tela no cuentan con el mismo poder de absorción que los pañales desechables. Esto es debido a que no contienen ningún tipo de gel super absorbente. La mayoría de pañales convencionales que podemos encontrar en el supermercado contienen geles y productos químicos como disruptores endocrinos. Estos últimos son un tipo de moléculas perjudiciales para la piel cuando entran en contacto con ella, más aún para la fina y sensible piel de los bebés.

Los pañales de tela Hamac están sometidos a un control que determina que los materiales y tejidos no cuentan con ningún tipo de sustancia tóxica que pueda dañar la piel de los más pequeños. Al mismo tiempo, cuentan con un sistema anti fugas y la garantía de hasta 3 y 4 horas de absorción.

Sin duda, es preferible que tu bebé utilice pañales de tela ecológicos y saludables para su delicada piel. No importa tanto las veces que tengas que cambiar de pañal a tu peque, sino que lo más importante es que esté seguro y su salud no corra ningún tipo de peligro.

¿Cómo lavar los pañales de tela?

Podrás lavar los pañales de tela de tu peque junto con el resto de la ropa en la lavadora, aunque es importante que tengas en cuenta una serie de indicaciones:

  • Si el cobertor no está sucio, puedes enjuagarlo con agua y jabón y dejarlo secar para reutilizarlo más tarde.
  • Todos los elementos de los pañales (tanto clásico como T.MAC) son lavables a 40 ° C. El absorbente se puede lavar a 60 ° C, pero a 40 ° C con detergente es suficiente.
  • No usar productos que contengan alcohol, desinfectantes, blanqueadores o abrasivos (por ejemplo, lejía o cloro); dañan el pañal y pueden volverlo permeable.
  • Se recomiendo no usar detergentes que contengan blanqueadores o abrillantadores ópticos con más del 5% de policarboxilato o fosfonato, y más de 5% de perfume.
  • Cuando laves el pañal utiliza programas con un centrifugado suave (600-800 revoluciones / minuto)
  • Se aconseja lavar los pañales con colores similares.
  • No metas los pañales a la secadora, ya que provoca el envejecimiento y desgaste de los tejidos. Sin embargo, en el caso de los absorbentes lavables es recomendable, ya que la secadora abre las fibras y mejora la absorción.
  • No es recomendable el uso de suavizante ni de detergentes grasos a base de glicerina (como jabón de Marsella) en el lavado de los absorbentes, puesto que disminuyen su eficacia. Mejor utiliza productos no grasos.