HAMAC

Hamac es una empresa francesa nacida en 2009 y especializada en el diseño y fabricación de pañales de tela, pañales de natación, camisetas… y todos los accesorios necesarios para el cuidado de los más pequeños. Nace con el objetivo de ofrecer a los padres primerizos una alternativa práctica, respetuosa con el medio ambiente y cuidadosa con la salud de sus hijos.

En Hamac apuestan por la calidad, el empleo y el medio ambiente. Por eso toda su gama de productos está fabricada en Francia. Además, todos sus pañales de tela y productos garantizan el bienestar y seguridad de los más pequeños. Los bebés tienen una piel mucho más sensible y permeable que la de los adultos, por eso en Hamac optan por materiales y tejidos libres de sustancias tóxicas. De este modo, los pañales de tela (a diferencia de la mayoría de pañales desechables) no contienen sustancias nocivas que puedan dañar la salud de los más pequeños.

VENTAJAS:

¿Sabías que un bebé llega a usar 5000 pañales desde que nace hasta que aprende a hacer pipí sin pañal? Imagina el coste y la contaminación que supone si utilizamos pañales desechables… ¡Con los pañales de tela todo son ventajas!

  • Económico: el uso de pañales convencionales supone un coste aproximado de 50€ al mes. Si utilizas pañales de tela el coste mensual se aproxima a los 29€.
  • Ecológico: con los pañales desechables cada bebé produce aproximadamente 1 tonelada de deshechos. Utilizando pañales de tela estaremos respetando el planeta. Incluso contabilizando los recursos necesarios para un lavado a máquina (agua, energía y detergente), el beneficio medioambiental es enorme en comparación con el uso de pañales desechable.
  • Sano para la piel: los pañales de tela, a diferencia de los pañales desechables, no contienen sustancias nocivas que dañen la salud de los más pequeños.

CERTIFICADOS:

 

  • Okeo Tex 100 Clase 1: esta certificación garantiza la inocuidad de los tejidos, ya sean naturales o sintéticos, para la piel de los bebés, es decir, garantiza que sus productos respetan la piel de los bebés y no contienen ningún disruptor endocrino o químico dañino para su salud.