Hamaca interior para pañal TMAC 2 unidades

32,00

Hay existencias

SKU: 3700635204053 Categorías: ,

La hamaca interior es la parte impermeable que se coloca dentro del pañal T.MAC. Si eliges el pañal T.MAC es totalmente necesario que compres la hamaca, ya que dentro de ésta es donde se colocan los absorbentes. Es un complemento que se vende por separado del pañal, es decir, por un lado, se compra el cobertor (parte exterior del pañal) del color que quieras y por otro lado se compran las hamacas (parte interior del pañal) en un pack de 2 unidades.

La hamaca está fabricada en poliuretano transpirable e impermeable con una garantía antifugas 100%. Es un material muy suave, ligero y cómodo que se adapta perfectamente al culito del bebé. No aprieta ni deja marcas en las piernitas del bebé, ajustándose cómodamente en las ingles gracias a las gomas que lleva en los laterales.

Cómo utilizar la hamaca interior para pañal TMAC:

Gracias a su sistema es muy cómodo, rápido y fácil de utilizar. Solamente tenemos que colocar la hamaca en el interior del pañal uniendo dos pequeñas pestañas que se encuentran en los extremos. Después falta incorporar dentro de la hamaca el absorbente, ¡y listo! Con este tipo de pañal la suciedad se separa fácilmente del pañal. Al ser un pañal separable en 2 partes, solo tenemos que soltar del pañal la hamaca interior, por lo que no es necesario lavar todo el pañal cada vez que tu bebé haga pipí o cacas. Solamente tendrás que lavar la hamaca y el absorbente (excepto si es un absorbente desechable), pudiendo reutilizar el cobertor. Incluso si la hamaca no está sucia, se puede aclarar y volver a utilizar. De esta forma nos ahorraremos lavados y tiempo.

Se recomienda que por cada cobertor (parte exterior del pañal) son necesarias de 2 a 3 hamacas (parte interior del pañal).

Más información de cómo utilizar los pañales de tela

 

Composición de la hamaca interior para pañal TMAC

Mantenimiento de la hamaca interior para pañal TMAC

  • Lavado a máquina a 40º. No utilizar secadora ya que acelera el desgaste del textil. No planchar.